Los muñecos de Eugenio Balder

img_20160913_110739

El ventrílocuo madrileño Eugenio Balder (1878-1964) fue el rival artístico más importante de Paco Sanz en los salones de variedades y teatros de España en el primer tercio del siglo XX. De este artista tenéis información en la sección “Otros Ventrílocuos” en esta misma página. Por suerte, la mayoría de sus muñecos sobrevivieron a su muerte y se conservan en el Museo Nacional del Teatro de Almagro, en la provincia de Ciudad Real. Este verano, algunos de los más célebres personajes de Balder (Cleto, Gaonilla, Kiriki y doña Cañerías) se han podido ver en la exposición “Intermedios: La cultura escénica en el primer tercio del siglo XX”, instalada en el Cuartel Conde Duque de Madrid hasta el 18 de septiembre.

img_20160913_110714

El popular Cleto con una guitarra

Paco Sanz en “El hombre que quiso ser segundo”

hombre-quiso-Segundo_EDIIMA20151209_0322_1

Como os adelantaba en el anterior post, Paco Sanz aparece últimamente por todas partes, después de décadas de silencio. La última sorpresa es su presencia en el tramo final del documental El hombre que quiso ser segundo, dirigido por Ramón Alós, cinta dedicada al gran pionero del cine español Segundo de Chomón, un gran innovador de la técnica y los efectos especiales que a principios del siglo XX llegó a competir en París con el mismísimo George Méliès. La película, que mezcla ficción y realidad en la narración documental sobre la azarosa carrera artística de Chomón, es fascinante y muy interesante en gran parte de su metraje, aunque el final cambia de registro y resulta un tanto desconcertante. Precisamente, en la última parte de la película aparece la figura de Paco Sanz, del que se dice aparece en una fotografía de Segundo Chomón en un café de Barcelona. A partir de ahí, Sanz y sus célebres muñecos se convierten en protagonistas de la ficción, unido a la historia de Segundo de Chomón. En este mes de junio, El hombre que quiso ser segundo se proyectará de nuevo en Madrid, en el cine Artistic Metropol, por si estáis interesados. Y podéis ver una interesante reseña de la película en el siguiente enlace:

El hombre que quiso ser Segundo, estimulante juego de espejos

Francisco Sanz vuelve a la luz

Hace casi dos años celebraba con vosotros y vosotras el 75 aniversario del fallecimiento del inconmensurable artista Francisco Sanz Baldoví, lamentándome del olvido absoluto de su figura a pesar de lo señalado de la fecha. Por suerte, las cosas están empezando a cambiar y por ello me he decidido a teneros al día de las novedades ocurridas en los últimos meses, pues parece que se ha despertado un cierto interés por la prodigiosa compañía de autómatas del ventrílocuo Sanz entre algunos escritores, directores de cine y programas de televisión. Al margen de varios artículos publicados en Internet, lo más destacable ha sido el reportaje dedicado a Sanz en la revista Historia de Iberia Vieja y sobre todo -por su repercusión mediática- el documental incluido en el popular programa televisivo “Cuarto Milenio” sobre los fantásticos autómatas del ventrílocuo valenciano.

pg.2

Arriba tenéis la portada del artículo “Los actores mecánicos”, escrito por el investigador Alejandro Polanco Masa, que se publicó recientemente en el número 130 (abril de 2016) de la revista Historia de Iberia Vieja. Se trata de un texto ilustrado de cuatro páginas con la información necesaria para conocer al gran ventrílocuo Sanz y sus extraordinarios muñecos. Como veis, el autor me cita en el sumario, aunque no hubiera estado de más añadir los datos de mi libro biográfico sobre Francisco Sanz, el único existente hasta ahora. El texto completo lo puedes leer en el conocido blog científico de Alejandro Polanco, Tecnología Obsoleta.

Este reportaje de diez minutos se incluyó el pasado 15 de mayo en el programa de la cadena Cuatro “Cuarto Milenio”, dirigido por el popular Iker Jiménez. Se trata de un reportaje muy interesante que tuvo gran repercusión por la elevada audiencia de este programa, aunque por la temática habitual del mismo, se le da un tono un tanto tétrico. Es una pena esa imagen diabólica de los muñecos animados, que causan verdadera inquietud a muchas personas. En este caso, los realizadores se han pasado por Anna y el Museo de Títeres de Albaida, como no podía ser menos, pero me hubiera encantado participar. En fin… abajo tenéis el enlace al reportaje “El secreto de Sanz”

http://www.cuatro.com/_81ed90fe

Además del protagonismo de Francisco Sanz en estos dos reportajes, en breve os hablaré de su presencia en el documental “El hombre que quiso ser Segundo”, que veré el próximo domingo en Madrid. Hasta la semana que viene.

75 aniversario del fallecimiento de Paco Sanz

El próximo 8 de octubre de 1914 se cumplen 75 años del fallecimiento del ventrílocuo valenciano Francisco Sanz Baldoví (1872-1939), uno de los artistas más extraordinarios de la primera mitad del siglo XX. Su muerte coincidió con los inicios del oscuro régimen franquista en España, en el que la risa y el humor eran pecado y la sátira social un delito a perseguir. Por desgracia, su fascinante carrera artística sigue siendo prácticamente desconocida para los españoles de nuestros días, salvo en la región valenciana, donde puntuales artículos y exposiciones devuelven su figura a la actualidad. No obstante, ni siquiera en Valencia ni en su pueblo natal se ha reconocido de manera institucional su legado artístico y no parece que el 75 aniversario de su fallecimiento vaya a ser celebrado como se merece.  Hasta ahora, tan sólo he encontrado un espléndido artículo ilustrado de Hugo Gómez, publicado en el diario Levante el pasado 31 de agosto. Seguramente, se desconoce el valor de su aportación artística. No estamos hablando de un simple ventrílocuo que habla con un muñeco de trapo sentado en una silla, sino de un artista que trabajaba con muñecos de tamaño natural, con un mecanismo de una complejidad digna del mejor ingeniero a los que Francisco Sanz manejaba con una soltura asombrosa por todo el escenario. Entre 1902 y 1936, Sanz actuó sin descanso por toda España y Portugal y realizó cuatro giras por Latinoamérica, triunfando de manera absoluta en Argentina, Uruguay, Brasil, Chile, Perú, Cuba y México. Sus espectáculos duraban cerca de dos horas e incluían números cómicos, canciones, recitales de guitarra y monólogos.

Sanz en 1914Muñecos de Sanz en grupo

A %d blogueros les gusta esto: